Camas para gatos: su sitio preferido.

Camas para gatos, su sitio preferido.

Elegir la cama para tu gato es muy importante. Ya te habrás dado cuenta de que  duermen muchas horas aunque, realmente, no duermen de un tirón todas esas horas ya que alternan sueños ligeros y otros más profundos. Es decir, que en momentos están echando una cabezadita y en otros momentos están durmiendo a pierna suelta.

Además, debes de saber que los gatos deciden dónde descansar en función de la estación del año o, mejor dicho, dependiendo de la temperatura. Y es que son animalitos pero no son tontos. EN invierno, cuando más frío hace en la casa, buscarán para acurrucarse las zonas más calientes y, en verano, encontrarán el área de nuestro hogar en el que más fresquitos estén.

Y eso nos responde a la primera pregunta: ¿dónde colocamos la cama para el gato? Pues sólo tienes que observarlo y ver dónde se pone él para colocar allí su cama, su colchón o su cuna para gatos.

No lo olvides. Los felinos son territoriales.

Y reclamarán su espacio. Y el lugar donde descansan es uno de ellos. Y no solo descansan. También les gusta regalarse sus momentos de soledad por lo que su lugar de descanso también es como su fortaleza de la soledad (un guiño para los fans de Superman).

El gato asumirá que su cama es suya y le gustará que le dejes tranquilo cuando decida apartarse y echarse un rato a descansar. De hecho, lo necesitan.

Los gatos duermen mucho por diversas razones. Uno de ellos es la seguridad. Adecuándose a su instinto, un gato se esconde para dormir y busca zonas protegidas para sus descansos. Por eso que mientras un gato duerme se siente a salvo y ese es uno de los motivos por los cuales los gatos dedican tantas horas a estar en sus camas. Y a los pequeños cachorros les pasa como a los seres humanos; dormir libera la hormona del crecimiento y les ayuda a crecer.

Los gatos callejeros o silvestres dedicaran sin embargo menos horas al sueño ya que no tienen un amo que les lleve comida a su hora del rancho. Sin embargo, y aun así, un gato silvestre también tratará de descansar muchas horas para protegerse y para recargarse de energía precisamente para buscar y conseguir ese alimento que necesita.

Y, obviamente, la edad. Un gato viejecito necesitará descansar más horas que un cachorro.

Lo que sí puedes hacer para tener un gato más activo es jugar con él habitualmente para que haga ejercicio, libere endorfinas, esté más en forma y necesite menos descanso.

Casi todos los gatos se sienten más a gusto y seguros cuando disponen de un espacio para ellos, donde puedan encontrar protección, puedan dormir y se sientan tranquilos.  Las camas para gatos cumplen esta función a la perfección pues será un lugar donde va a pasar muchas horas.

Las camas para gatos son fundamentales para el descanso de nuestra mascota y aunque podemos encontrar de muchos tipos de camas para gatos, una de las cosas más importantes es que se ajuste a sus necesidades por tamaño, ubicación o época del año.

Esperamos que os haya resultado interesante, Mascoteros. Y ya sabes, si te ha gustado… ¡comparte! 🙂

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *