Cómo afrontar la llegada a casa de una mascota

Imagen: depaseadores.com

Imagen: depaseadores.com

El día que entra una mascota en casa es un día especial. Se convierte en un día lleno de sensaciones. Alegría, emoción, ilusiones, cariño… Podríamos seguir enumerando las emociones que nos genera la llegada de un pequeño animal a nuestro hogar pero si hay algo que debemos tener más presente que la ilusión de los primeros días es que tener una mascota conlleva una gran responsabilidad desde el primer momento.

De hecho, los primeros días (incluso meses) son los más importantes en la educación y adecuación de nuestras mascotas al entorno, su nueva casa y su nueva familia.

Un nuevo entorno para el animal

Lo primero que debemos tener en cuenta es que nuestro pequeño amigo es un animal, un ser vivo, no una piedra. Cualquier cambio en su entorno va a generar un cierto estrés hasta que se aclimate a su nuevo hogar, unas nuevas costumbres y unas nuevas compañías.

Cuando una mascota llega a casa, los primeros días todos los integrantes de la familia quieren acariciarlo, llevarlo a pasear y jugar con ella. En muchas ocasiones, especialmente en familias numerosas, la atención sobre el animal es tan intensa que nuestra mascota puede sentirse incluso amenazada.

Pongámonos por un momento en su lugar. Imaginad que con 2 o 3 años os sacan de vuestra casa y os llevan a un sitio diferente en el que personas que no conocéis de nada os quieren peinar, dar de comer, enseñar a sentaros y están constantemente pendientes de lo que hacéis y de lo que no. ¿Agobiante, verdad?.

Una mascota puede llegar a quereros incluso más que muchas personas, pero necesita tiempo para conoceros. Del mismo modo, con muy poco, acabará disfrutando de su nuevo hogar y hará la casa como suya, pero necesita aclimatarse para sentirse cómodo.

Lo mejor en el momento en el que llega una mascota a casa es, aunque sea lo que menos nos apetezca, dejarle un poco tranquilo. Que se vaya acostumbrando a su nuevo entorno y que él mismo vaya descubriendo su nueva casa es fundamental para que el cambio sea lo menos traumático posible.

Sin embargo, tampoco podemos dejarlos solos todo el tiempo especialmente si son muy pequeños ya que necesitan la presencia de la madre o, en su defecto, la compañía y el apoyo de un humano que le aporte seguridad y cariño.

En caso de familias numerosas con niños pequeños, los padres deberán asumir la responsabilidad de permitir a sus hijos interactuar con el animal pero vigilar que la mascota no se convierta en un juguete. La formación de los padres a los hijos en relación al cuidado y el respeto que hay que tener a un animal es fundamental.

La educación de nuestras mascotas

En el caso de perros y gatos, es muy importante educarlos para que la convivencia no se convierta en un problema. Una mala educación de nuestras mascotas deriva en muchos problemas que pueden llegar a convertir al animal en una mascota malcriada e incluso agresiva.

centros-de-acogida281x92Sin embargo, lo que tenemos que tener claro los primeros días de una mascota en casa es que no podemos pretender que lo aprendan todo la primera semana. La paciencia y un correcto adiestramiento conseguirá que en pocos meses nuestro animal sepa dónde no debe hacer sus necesidades, con qué puede y con qué no puede jugar y a qué hora y dónde debe comer.

Intentar que lo aprenda todo en los primeros días solo nos llevará a cierta frustración que puede generar una mala relación con nuestra mascota. Los seres humanos no aprendemos todo en unas semanas (a veces, ni en años, o nunca) y los animales no son diferentes en eso a nosotros.

Algunos consejos básicos

En el caso de que estemos hablando de mascotas que vayan sueltas por la casa, es interesante no dejar a su alcance productos tóxicos.

Un cachorro que se encuentre un estropajo de colores empapado de lejía es muy probable que lo confunda con comida para perros o con uno de sus juguetes  y trate de morderlo. Por ello, hasta que el animal no haya aprendido que no debe coger cosas que no sean sus juguetes es importante intentar mantener fuera de su alcance este tipo de productos tóxicos.

Del mismo modo, si tenemos algún elemento de decoración en la casa o algo a lo que le tengamos especial cariño, lo mejor es que no esté al alcance de sus patas y sus colmillos. El no sabe qué es ni que a ti te gusta tanto y, como buen cachorro, lo más normal es que pretenda jugar con ello. La mejor solución, ocultar de su vista durante sus primeros momentos de aprendizaje todo aquello que nos pueda estropear. Reñirle cuando rompa algo o darle una palmadita en el lomo para corregirle (sin hacerle daño, por favor) probablemente le enseñará a no repetirlo, pero no arreglará lo que haya roto. Más vale prevenir.

En el caso de los gatos, la más aventurera de las mascotas, es conveniente no dejarle acceso a balcones y ventanas durante las primeras semanas. Sabemos lo que les gusta asomarse e incluso saltar si no saben que puede suponer un peligro. Del mimso modo, tendremos que tener paciencia para que aprenda que debe hacer sus necesidades en la típica bandeja higiénica para gatos.

Son como niños

Si nos fijamos bien, los consejos que os hemos dado para preparar los primeros días en casa de una mascota, no distan mucho de los que nos dan para cuidar y educar a nuestros hijos. Y es que en este aspecto, no hay demasiadas diferencias.

Responsabilidad, buen juicio y tener en cuenta que nuestro pequeños animal es uno más de la familia, debe aprender a comportarse y nosotros tenemos el deber de ayudarle a hacerlo, es fundamental. Los padres son los primeros que deben enseñar a los más pequeños a cuidar a sus mascotas y en dar ejemplo a sus hijos.

De hecho, nuestra última recomendación para los padres que vayan a comprar una mascota a sus hijos es que, antes de que el animal llegue a casa, mantengan una conversación con sus hijos para explicarles que una mascota no es un juguete y que conlleva resposabilidades que todos ellos deben asumir.

¿Y tú?, ¿qué consejos nos das para cuidar a nuestras mascotas los primeros días en casa?. Cuéntanos. 😉

Mundo Mascota | Tienda de animales online

Imagen superior: depaseadores.com

2 comments on “Cómo afrontar la llegada a casa de una mascota”

  1. Elisabeth Responder

    Muy buenas, primero de todo, queria decirte que me gusta mucho tu pagina. Bueno, quiero hacerte 2 preguntas. Dentro de poco adoptaré 3 agapornis, y quiero juntar 2 para que sean pareja y el otro dejarlo en otra jaula cercano a la parejita, estaría bien? Si no, que tendría que hacer?
    Y mi última pregunta, a que edad puedo empezar a adiestrarlos ?
    Me serviría de mucha ayuda que me contestes lo mas pronto posible 🙂
    Muchas gracias.

    • Mundo-Mascota Responder

      Hola Elisabeth,
      sí, los puedes tener perfectamente así como dices. En cuanto a adiestrarlos, cuanto más jóvenes mejor, ya que cuando son adultos es más complicado conseguirlo.

      Un saludo y gracias por tu comentario! 😀
      http://www.mundo-mascota.com

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *