Cómo cuidar a tu gato. Consejos para el cuidado de tu gato.

Para los dueños primerizos de gatos domésticos hay dos o tres cuestiones que hay que saber de estos fascinantes animales si queremos que su estancia en el hogar sea placentera y su salud la de un roble durante los 10 o 12 años de media que suele vivir un gato doméstico. Así que aquí os damos algunos consejos sobre cómo cuidar a tu gato.

como cuidar un gato

Independientes pero cariñosos.

Aunque la imagen de los gatos suele ser la de unos animales bastante independientes (por ejemplo, se limpian solos) como cualquier mascota necesitará de una serie de cuidados en lo que se refiere a su alimentación, aseo y salud si queremos prolongar la vida y calidad de vida de nuestro gato.

La salud de tu gato

Aquí siempre somos tajantes. En lo que a la salud de tu mascota se refiere, consulta siempre con un especialista, un veterinario o tu proveedor habitual de una tienda especializada.

Las vacunas y los procesos de desparasitado deberán ser realizados como te indique tu veterinario. No es una buena idea improvisar con la salud y los productos de salud para tu gato ya que, por ejemplo, productos antiparasitarios que van muy bien en perros contra pulgas, piojos o garrapatas pueden ser venenosos para tu gato.

Por regla general, un gato adulto recibe vacunas anuales contra la rabia, la leucemia y para protegerlo de enfermedades respiratorias y, para evitar parásitos internos, se suelen realizar tratamientos antiparasitarios entre 2 y 4 veces al año.

Alimentación

cómo cuidar a tu gato

Dispensador automático para gatos.

Los gatos, como todas las mascotas, necesitan llevar una dieta equilibrada. La costumbre de muchos dueños de mascotas de ofrecer a sus animales las sobras de la comida de los humanos no es una buena idea ya que un animal, por características físicas y por tamaño, no requiere ni los mismos nutrientes ni los mismos alimentos y cantidades que requiere una persona y, en la mayoría de los casos, en lugar de hacer un favor a tu mascota, estaremos favoreciendo la aparición de dolencias y problemas de salud.

Una alimentación correcta para gatos puede basarse prefectamente en pienso. Al igual que con los alimentos para perros, los piensos para gatos pueden ser secos (bolitas o dados crujientes para gatos) o húmeda (patés para gatos) y la cantidad de marcas de comida para gato, sabores y presentaciones son casi tantas como gatos hay.

Lo que sí deberemos tener en cuenta en el momento de elegir el tipo de pienso adecuado para nuestro gato es su edad y el momento fisiológico en el que se encuentra ya que requerirá de una selección de nutrientes diferente dependiendo de si está en la fase de cría, lactancia o gestación.

Lo mejor que podemos hacer con un gato es no obligarle a mantener un horario estricto de comidas. Como decíamos al arranque de este artículo, a los gatos les gusta mantener una cierta independencia y aunque te pedirán comida si no la tienen disponible y tienen hambre, lo mejor es dejarle a su disposición un comedero para gatos con suficiente comida durante el día para que coma cuando le apetezca.

Y con el agua, lo mismo. Aunque no es raro que lo gatos busquen fuentes de agua en movimiento (les encanta beber de grifos que gotean) un recipiente con agua fresca junto a su comida será perfecto para tu gato.

Higiene y cuidados

Cómo cuidar a tu gato

Bandeja higiénica para gatos.

Como decimos, los gatos son bastante independientes, lo que no quiere decir que no sean cariñosos. Sin embargo, lo de lavarse y asearse prefieren hacerlo por su cuenta. De hecho, a diferencia de los perros, los gatos son muy limpios y ellos mismos se dedican interminables horas para asearse varias veces al día.

Sin embargo, uno de los cuidados que más agradeceréis tú y tu gato es el cepillado diario. Por un lado, su pelo ganará en espesor y brillo y, al mismo tiempo, evitarás las bolas de pelo que él se elimina con su aseo personal y que, como sabréis, se traga involuntariamente.

Estas bolas de pelo que se traga vuestro gato no suelen ser un problema ya que ellos mismos las eliminan en sus defecaciones pero en algunos casos se atascan en su tracto intestinal generando algunas molestias para vuestro animal.

En caso de que así sucediera, los tapones formados por estas bolas de pelo también conocidas como tricobezoares, pueden generarle diarreas, vómitos y falta de apetito por lo que un correcto cepillado diario será una de las mejores maneras de cuidar a vuestro gato.

Existen en el mercado algunos complementos alimenticios para gatos o comidas especiales para facilitar la eliminación de estas bolas de pelo pero esto lo trataremos en próximos artículos y si queréis bañarlos, no hay ningún problema aunque, como nos les suele gustar el agua, lo más probable es que bañarlo se convierta en una batalla campal en el cuarto de baño y acabéis desistiendo.

Y un último consejo. Como tampoco es habitual sacar a los gatos de paseo, habilita para él una bandeja higiénica para gatos en la que puedan hacer sus necesidades con arena para gatos o perlas absorbentes para gatos para evitar malos olores.

Con una limpieza frecuente de la arena y estas perlas lograrás que no se acumulen malos olores en la habitación donde coloques su bandeja.

Esperamos que os hayan servido de ayuda estos consejos y ya sabéis que si tenéis alguna duda, podéis consultarnos a través de este blog o en nuestros canales sociales en Facebook y en Google+ y os dejamos un enlace a un blog sobre gatos que hemos encontrado navegando por la red y que nos ha parecido muy interesante.: la Gatera de Rumbo.


Aventuras y desventuras de un gato de ciudad

¡Un saludo mascoteros!. 🙂

Mundo Mascota | Tienda de animales online

banner-regalo-largo739x125

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *