Decoración navideña: una trampa mortal para tus mascotas

Tener una mascota en casa no se diferencia mucho de tener un niño pequeño. Son juguetones, son intrépidos, y no saben ver el peligro en las cosas cotidianas de casa.

Al igual que a un niño hay que enseñarle a no meter los dedos en un enchufe para evitar sustos, a las mascotas hay que educarlas para que no se pongan en peligro con las cosas que tenemos por casa y que pueden convertirse en una trampa mortal para ellas.

mascotas-en-navidad650x410Estos días, con la llegada de la Navidad, hay muchos cambios en casa. La decoración navideña se adueña de las casas y pequeños objetos brillantes, de colores, y que hacen ruiditos se convierten en divertidos juguetes para nuestras mascotas. El problema es que estos adornos navideños pueden ser un peligro para ellos.
Con el tiempo y con la costumbre, nuestras mascotas, tanto perros como gatos (o hámsteres y demás roedores si es que los dejáis corretear por la casa) se acostumbrarán a ver estos nuevos “juguetes” y lo más importante es enseñarles a que, en realidad, no lo son y no deben jugar con ellos. Sin embargo, mientras ese proceso de aprendizaje culmina, es sumamente importante que tomemos ciertas precauciones para evitar un accidente que, en algunos casos, puede ser mortal.

Mejor que nada esté a su alcance

¿Cómo se ha enredado así?.

¿Cómo se ha enredado así?.

Una de las cosas que podemos tener en cuenta para evitar disgustos es no poner nada que esté a su alcance. Con los gatos puede ser más complicado porque ya sabemos lo fácil que es para ellos escalar o saltar sobre algún mueble para llegar a su objetivo, pero con un perro la cosa cambia.

Si calculamos su altura y ponemos los objetos de decoración navideña fuera de su alcance llevaremos un trecho del camino andado para evitar sustos como que nuestro can se zampe una bola de Navidad o, lo que puede ser peor, el plástico le explote en la boca al morderlo generándole cortes en el hocico.

Y si los objetos de decoración son muy pequeños hay que ser incluso más precavido ya que cabe la posibilidad de que se los trague.

Cables y luces de Navidad

Los roedores son especialmente dados a morder los cables. Si habéis tenido en casa un conejo y lo habéis dejado de paseo por la casa sabéis de qué estoy hablando. Y aunque es increíble la capacidad que tienen para mordisquear los cables sin provocarse una electrocución, será mucho mejor si durante estos días no les dejamos andar a sus anchas o si colocamos los cables de manera que les sea imposible acceder a ellos. Además del daño que se pueden causar, tener cables eléctricos pelados por la casa no es una buena idea ni para nuestra mascota ni para nosotros.
No sería la primera vez que unos cables pelados por un roedor causan un incendio en una vivienda y no queremos tener que llamar a los bomberos en Navidad, ¿verdad?.

Adornos potencialmente peligrosos

Si tu perro es de los que se traga cualquier cosa que encuentra por la casa o por la calle, además de educarle, tendrás que tener en cuenta estas Navidades que un lazo o una cinta decorativa en un árbol de Navidad se puede enredar en su intestino provocándole una peligrosa oclusión. Tampoco será el primer perro que ha tenido que ser intervenido de urgencia durante estas fiestas porque ha visto una cinta brillante, se la ha tragado y se ha provocado un paro intestinal, así que mucha atención con este tipo de adornos.

Por supuesto, las velas, bien arriba y siempre apagadas si no vas a estar en casa. Ten en cuenta que con la cola, y sin querer, pueden golpear una palmatoria, tirarla al suelo… y que la suerte nos acompañe. Y si vas a colocar muérdago o estas flores de Pascua rojas tan bonitas, ten también en cuenta que son venenosas. Mejor fuera del alcance de tus mascotas.

mascotas-en-navidad450x338

Adorable… pero muy peligroso.

Otra de las cosas que puedes intentar es utilizar un repelente de animales en tus objetos decorativos para evitar que tus mascotas se acerquen a ellas. El olor de naranjas y limones no gusta demasiado a nuestros animales de compañía y rociar el árbol o los objetos decorativos con agua mezclada con jugo de estos cítricos puede ser un estupendo repelente natural que nos evite algún disgusto.

A parte de eso, tu mascota también es parte de la familia y quiere celebrar la Navidad contigo. Él no sabe qué celebráis pero ve el movimiento en la familia, el baile de regalos, las visitas, etc. y es posible que, depende del carácter de cada animal, se muestre excitado y nervioso. Ten paciencia con él y déjale participar de la fiesta aunque siempre desde su posición de mascota. Si hay regalos para todos y tu mascota ve como os entregáis cosas, dadle también a él un regalo para mascota. Un hueso de juguete para perros o un juguete para gatos le hará sentirse uno más y le tranquilizará al no verse apartado de la fiesta. Él nos agradecerá nuestro cariño y todos podremos disfrutar de las fiestas relajados y felices.

Mundo Mascota | Tienda de animales online

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *