Demencia senil en los gatos

Demencia senil en los gatos

demencia senil gatos

Las personas que decidieron acoger un gato en su casa discrepan de esta idea popular que califica al gato como un animal arisco y excesivamente independiente, ya que estas no son características inherentes a su genuino comportamiento.

Un gato domesticado vive en promedio 15 años y durante este tiempo, el vínculo emocional que se puede formar con su propietario es sin lugar a dudas muy fuerte, además, acompañar a nuestras mascotas a lo largo de sus diferentes etapas vitales y durante el envejecimiento , nos reconforta como dueños.

Durante el envejecimiento observamos en el gato múltiples cambios, algunas de ellas patológicas pero lamentablemente asociadas a la vejez. En este artículo te hablamos sobre los síntomas y tratamiento de la demencia senil en gatos.

¿Qué es la demencia senil?

La demencia senil en gatos se conoce como disfunción cognitiva felina, que hace referencia a unas capacidades de cognición / comprensión del entorno que se empiezan a ver comprometidas aproximadamente a partir de los 10 años de edad.

En los gatos que pasan los 15 años de edad, esta patología es muy frecuente y la manifestación de la misma comprende una gran variedad de síntomas que van desde problemas articulares hasta problemas auditivos.

Este trastorno disminuye la calidad de vida del gato, por lo que es importante que esté atento ya que la comprensión del trastorno ayudará a mejorar la calidad de vida de su amigo.

Síntomas de la demencia senil en los gatos

Un gato afectado por demencia senil puede experimentar uno o varios de los síntomas que le mostramos a continuación:

    Confusión: Es el síntoma más predominante, el gato se muestra deambulando y confuso, porque es posible que no recuerde dónde se encuentra su comida y caja de arena para gatos.

    Cambios en el comportamiento: El gato reclama más atención o por el contrario se vuelve más agresivo.

    Maullidos altos: Cuando el gato maulla de forma reiterada durante la noche, puede estar expresando desorientación en la oscuridad, lo que le causa nerviosismo y ansiedad.

    Cambios en los patrones de sueño: El gato muestra pérdida de interés y pasa gran parte del día durmiendo en su cama para gatos, y por otro lado, por la noche camina deambulando.

    Cambios de higiene: Los gatos son animales muy limpios que pasan gran parte del día lamiéndose, el gato con demencia senil perdió el interés en su propia higiene y podemos observar el por lo menos brillante y cuidado.

Si observa alguno de estos síntomas en sus gatos es imprescindible que recurra al veterinario tan pronto como sea posible.

Tratamiento de la demencia senil en gatos

El tratamiento de la demencia senil en gatos no se usa con el objetivo de revertir la situación, pues desafortunadamente eso no es posible y el daño neurológico producido por la vejez no puede ser recuperado de ninguna forma. El tratamiento farmacológico en estos casos sirve para que la pérdida de cognición pare y no peore.

Para ello se utiliza un fármaco que contiene el principio activo selegilina, pero esto no implica que sea adecuado a todos los gatos, de hecho, sólo el veterinario puede evaluar en casa si es necesario implementar un tratamiento farmacológico.

Cómo cuidar al gato con demencia senil

Como dijimos al principio del artículo, en casa podemos hacer mucho para mejorar la calidad de vida de nuestro gato, vea cómo hacerlo a continuación:

·         Minimice los cambios en el entorno del gato, por ejemplo, no cambie la distribución de los muebles.

·         Reserve una habitación donde su gato pueda permanecer tranquilo cuando reciba visitas, ya que la estimulación excesiva en el medio ambiente no es conveniente.

·         No cambie su accesorio de lugar, si sale al exterior, supervise y al volver a entrar en casa, déjelo en su espacio, de forma que no se desoriente.

·         Aumente la frecuencia de las sesiones de juego pero reduzca su duración, es muy importante que el gato se mantenga ejercitado dentro de sus posibilidades durante la vejez.

·         Limpiar su gato con un cepillo de cerdas suaves para gatos para ayudarle a mantener su pelo en buen estado.

·         Coloque rampas para gatos si éste no puede acceder a los lugares habituales donde antes le gustaba pasar algún tiempo.

Esperamos que os haya resultado interesante y, si ha sido así, no dudéis en compartir.

#MascoterosUnidos

Fuente: Perito Animal

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *