El gato común europeo

Hace ya unos meses que venimos trabajando en este blog para traeros cosas interesantes sobre el mundo de las mascotas y hablaros de algunos de los ejemplares más bonitos del planeta. Hasta ahora hemos traído hasta este blog de mascotas una cuidada selección de aves (reconocemos que son nuestra debilidad) pero vamos a empezar desde hoy con otro tipo de mascotas. Nos lo habéis pedido y, al fin y al cabo, escribimos para vosotros. 😉

Y como nos habéis preguntado muchas veces por vuestros gatos vamos a empezar a darle protagonismo a los felinos y lo vamos a hacer con uno que nos toca bastante de cerca: el gato común europeo.

gato común europeo

Un precioso ejemplar de gato común europeo atigrado.

Orígenes

Al igual que los actuales pobladores de Europa, y siempre según los estudios antropológicos más recientes, el gato común europeo, también llamado gato mestizo o gato común, tiene su origen en especies felinas que poblaban las regiones de África y Asia hace miles de años y que se fueron desplazando hacia el norte por Europa ayudados por los romanos que los consideraban el animal de compañía perfecto.

Parece que los expertos en felinos coinciden en su lugar de procedencia y en su vehículo de expansión pero no se ponen de acuerdo en quiénes fueron los antepasados del gato común europeo. Eso sí, la mayoría coincide en que esta raza es una evolución del cruce de gato montés africano (Felix líbyca) y el gato de la jungla africano (Felis chaus).

Sin embargo, y a pesar de su arraigada historia y peculiares orígenes, el gato común no fue reconocido como raza hasta el 1 de enero de 1983. La primera vez que alguien se palnteó la posibilidad de otorgar categoría de raza al gato común europeo fue en Inglaterra durante el Governing Council of the Cat Fancy (GCCF) de 1925, pero no fue hasta 1983 cuando la Federación Internacional Felina reconoció al gato común europeo como raza oficial.

¿Cómo es el gato común europeo?

gato común europeo

Un pequeño bicolor naranja y blanco.

Pues tiene un cuerpo especialmente fuerte en comparación de otras razas. De hecho, probablemente sea una de las razas de gato más corpulentas hasta el punto de que se le haya considerado en ocasiones un gato “gordito” sin serlo realmente. En parte, esto debe a que posee un pecho ancho y muy bien desarrollado heredado de su antepasado el gato montés.

Tiene una cabeza ancha con unos pómulos marcados y bien desarrollados que ofrecen un hocico recto y unos ojos grandes y redondos que pueden ser azules, verdes, o amarillos, aunque el más habitual es el verde. Las orejas son medianas, bien separadas, rectas y con los extremos redondeados.

Tiene un pelo corto pero muy suave que le proporciona un manto calido y afelpado y una de las ventajas de elegir un gato europeo común como mascota es que su pelaje es tan corto que casi no requiere cepillado.

Dependiendo de su color distinguimos entre atigrados (o romanos), jaspeados o tabby y de uno o dos colores.

Los tabby presentan tres rayas oscuras a lo largo de la línea dorsal y en los costados, y una mancha en forma de concha de tonos naranja.

Entre los monocolor, el negro, el blanco o el anaranjado son los colores más comunes, al igual que los Bicolores más habituales son los blanco y negro, y anaranjado y blanco.

Perfectas mascotas

Los romanos lo descubrieron en seguida. Aunque son tímidos y huidizos con los extraños, el gato común europeo tiene un excelente carácter, es muy cariñoso y se le puede educar fácilmente.

De hecho, una de sus características más destacables es su capacidad de adaptación al entorno además de ser muy inteligente y un gran cazador.

 gato común europeo

Un gato común europeo naranja.

Además, otro punto a su favor para ser considerado como mascota es que es un gato muy limpio. Una de las actividades a las que dedica más tiempo es al aseo personal y puede pasar horas limpiándose con la lengua y gracias a su robusto sistema inmunológico no requiere demasiados cuidados. SU esperanza de vida ronda los 15 años.

Una de las cosas que sí hay que tener en cuenta en el caso de decidirnos por un gato europeo común para nuestra casa es que se reproduce con mucha facilidad y con más frecuencia que el resto de razas. En el caso de que no queramos criar, lo más adecuado sería practicar a las hembras una ovariohisterectomía.

Esperamos que os haya gustado este pequeño apunte sobre los gatos comunes y que si ha sido así, lo compartáis con vuestros amigos amantes de los gatos.

Un saludo mascoteros. 🙂

Mundo Mascota | Tienda de animales online

Imágenes: Federación Internacional Felina | masquegatos.blogspot.com

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *