Mi perro tiene miedo al ruido. ¿Qué hago? - El Blog de Mundo Mascota

Mi perro tiene miedo al ruido. ¿Qué hago?

Miedo al ruido de los perros

Nuestros perros tienen el sentido del oído especialmente desarrollado. Por todos es conocido que los perros son capaces de captar frecuencias de sonido que los humanos no podemos percibir. Pero, además, los ruidos suelen ser especialmente molestos para ellos y, cuando hablamos de traumas, los relámpagos de una tormenta, los petardos y los fuegos artificiales, los vehículos sanitarios o cualquier ruido especialmente fuerte puede suponer un problema para su conducta social.

Miedo al ruido de los perros

Las respuestas de los perros ante el sonido (o el ruido) son diferentes. Algunos ladran, otros se esconden, algunos se acurrucan y tiemblan o buscan refugio en sus dueños… Todo esto nos hace preguntarnos cuáles son las causas de ese temor al ruido de los perros y queremos daros algunas respuestas.

Motivos del temor al ruido de los perros

Uno de los principales motivos puede ser que tu perro no esté suficientemente socializado. Es decir, que no esté acostumbrado a ellos. No es extraño que tratemos a nuestras mascotas como parte de la familia y, en algunos casos, cuando nuestros perros son cachorros los tratamos como si fueran bebés. En algunos casos extremos hemos conocido casos en los que para que el perro se mostrase más tranquilo se evitan los ruidos en la casa para evitar esos miedos. Esto es un error, primero porque el perro debe aprender a convivir en un ambiente familiar  y social con sus pros y sus contras y segundo porque, salvo para cumplir con nuestras responsabilidades con ellos, un humano no debe cambiar las rutinas y hábitos diarios por una mascota. Esa actitud es la que puede traernos problemas.

Sin embargo, el motivo más habitual es que nuestro perro haya sufrido una experiencia traumática. Cuando el perro relaciona un sonido o un ruido a una mala experiencia, incluso con el paso del tiempo es complicado hacer que disocie sus reacciones a esos sonidos. Conocimos el caso de una perrita que estaba siendo maltratada. Vivía en un taller y cada mañana se despertaba sobresaltada cuando su dueño subía la persiana. El problema no era el ruido de la puerta sino que lo primero que recibía la perrita nada más escuchar ese sonida era un golpe de su dueño. Lamentable. Esta perra asoció el sonido de la persiana del establecimiento al maltrato y años después reaccionada huyendo cuando escuchaba una persiana o un sonido similar.

Sin embargo, también existen motivos genéticos ya que hay razas de perros especialmente sensibles al sonido y los ruidos.

¿y qué hacemos con los ruidos fuertes?

Como hemos visto, existen diferentes causas para ese miedo de los perros al ruido pero una de las premisas básicas que debemos seguir para tratar de eliminarlo es no sobreproteger a nuestra mascota.

Efectivamente, ante ruidos fuertes hemos de mantener la normalidad. No debemos correr a proteger a nuestro perro y debemos dar carácter de normalidad a esos ruidos cotidianos.   Sin embargo, si nuestro perro reacciona al ruido escondiéndose, lo que tampoco tenemos que hacer intentar sacarlo de su refugio porque es su manera de sentirse a salvo y, si lo sacamos a la fuerza apra que no tenga miedo, conseguiremos totalmente lo contrario.

Y si el problema persiste…

Pues probablemente nos encontremos ante una raza de perro hipersensible al ruido o un perro con un trauma con el sonido que habrá que tratar. En estos casos, la mejor opción siempre es acudir al veterinario y plantearle el problema.

El tratamiento puede ser de dos tipos. Por un lado existen profesionales adiestradores que tratan este tipo de fobias y traumas de los animales. Suele ofrecer resultados a medio o largo plazo pero también es posible que el adiestramiento o terapia no llegue a tener los efectos deseados.

Otro tratamiento puede ser farmacológico y, en caso de que tu veterinario lo considere oportuno, se puede medicar a los perros con la síntesis artificial de una feromona que las perras utilizan para tranquilizar a sus cachorros. Tiene efecto en todos los perros, sean de la edad o el tamaño que sean.

En próximos artículos os contaremos en qué consisten las terapias que acostumbran a realizar los buenos adiestradores. Esperamos que esta información os haya resultado interesante.

Mundo Mascota | Tu tienda de animales online

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *