Parásitos en las aves y virus más frecuentes

Parásitos en las aves

Resulta sorprendente la cantidad de parásitos y microorganismos que pueden enfermar a las aves. Y algunas de las enfermedades que generan pueden resultar graves. Incluso mortales. Aunque siempre os aconsejamos que ante cualquier duda sobre la salud de vuestras mascotas acudáis a un veterinario de confianza, es importante conocer todo aquello que puede afectar a vuestros amigos animales y estar alerta ante los posibles síntomas de una enfermedad. Por eso, hoy en nuestro blog os hablamos de parásitos en las aves y qué virus les afectan con mayor frecuencia.

parasitos en las aves

Vamos a daros una pequeña explicación de algunas de las causas de enfermedades en las aves más habituales para que podáis prevenirlas y detectarlas.

Virus

Los virus en las aves son complicados de diagnosticar y, lamentablemente, los tratamientos no curan definitivamente a nuestra mascota. Cuando un virus afecta a un ave, los tratamientos son paliativos, es decir, lo único que podemos hacer es tratar de minimizar los síntomas que el virus provoca en nuestra mascota e intentar mejorar el estado general del animal.

Algunos de los virus más conocidos son los que provocan la enfermedad de Newcastle (NDV, paramyxovirus), los de la enfermedad de Pacheco (herpesvirus), los reovirus, adenovirus, poxvirus, etc.

Los síntomas provocados en la infección con NDV, por ejemplo, varían dependiendo de factores como la cepa del virus o la salud, edad y especie del ave infectada. Los signos pueden ser respiratorios (jadeo, tos), nerviosos (depresión, inapetencia, alicaimiento, parálisis), hinchazón de los ojos y el cuello, diarrea, desfiguración, producción de huevos reducida y con cáscara áspera y fina.

En el caso de la enfermedad de Pacheco, las aves suelen morir sin que se hayan hecho evidentes la sintomatología. En algunas especies pueden aparecer síntomas como dificultad respiratoria, obstrucción nasal, conjuntivitis, orina frecuente y diarrea. Sin embargo, estos síntomas, incluso en caso de que aparezcan antes del fallecimiento del animal, suelen ser inconsistentes, lo que hace difícilmente detectable esta patología.

Clamideas

Entre las clámides es importante destacar la psitacosis, una enfermedad que puede transmitirse al ser humano y que está producida por Chlamidia psittaci.

Esta patología se transmite por el aire y el vehículo de transmisión suele ser el polvo de las plumas, las heces y/o las secreciones nasales de los animales enfermos. Suele afectar a los ejemplares jóvenes y no viene acompañada de síntomas evidentes que podamos detectar fácilmente.

Parásitos

Mucho menos problemáticos que los virus o la Clamidea, los parásitos no acostumbran a generar graves problemas de salud en las aves. Sin embargo, como casi todos los parásitos de las mascotas, suelen provocarles molestos síntomas como picor, pérdida de plumas, costras e irritaciones. En los periquitos es habitual en la cera del pico, en el pico, párpados, patas.

Los más habituales son los ácaros, diagnosticar su presencia suele ser sencillo y los tratamientos ofrecen resultados satisfactorios. La prevención es fundamental y pasa por una correcta higiene y limpieza de las jaulas. En caso de que tengamos varios ejemplares y alguno esté afectado, deberemos separarlo del resto hasta que le libremos de los ácaros.

Los productos insecticidas para pájaros también serán muy interesantes para eliminar la infección e incluso prevenirla.

Esperamos que os haya resultado interesante y os invitamos a compartirlo con vuestros amigos.

#MundoMascota

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *