Qué hacemos contra la Leishmaniasis

Como prometimos antes de tomar un pequeño descanso por Semana Santa, hoy vamos a hablaros de una de las enfermedades que más preocupan a los dueños de mascotas perrunas: la leishmaniasis. Y además, vamos a hablar sobre un punto muy polémico, la vacuna contra la leishmaniasis.

Leishmaniasis

Un perro protegido es un perro feliz.

Si atendemos a lo que dice Wikipedia sobre esta enfermedad, la leishmaniasis es la enfermedad causada por la Leishmania, un género de protistas cuyo principal foco de infección son los mosquitos de los géneros Phlebotomus (en Eurasia y África) y Lutzomyia (en América). La leishmaniosis afecta a marsupiales, perros, roedores y primates, pero también afecta a los humanos. De hecho, se estima que unos 12 millones de personas padecen leishmaniasis a lo largo del planeta.

Resumiendo y centrándonos en nuestros perros, la leishmaniasis es una enfermedad parasitaria grave causada por un parásito denominado Leishmania que se transmite fundamentalmente a través de las picaduras de insectos, concretamente, mosquitos.

Síntomas

leishmaniasis

Pérdida de pelo por la leismania.

El síntoma más habitual en el aranque de la enfermedad es la pérdida de pelo alrededor de los ojos, orejas y la nariz.

Se manifiesta como una especie de alopecia en determinadas áreas de la cabeza del perro.

A medida que la enfermedad va avanzando, el animal comienza a perder peso de manera severa aunque sigue comiendo con normalidad y aparecen heridas en la piel. Éstas suelen darse en zonas de fricción como las patas y la cabeza.

En caso de no tratarse, la leishmaniasis se complica hasta el punto de presentar síntomas relacionados con insuficiencia en los riñones.

La leishmaniasis es mortal, por lo que ni que decir cabe que en cuento detectéis estos síntomas en vuestra mascota, acudáis rápidamente al veterinario. A pesar de acudir al especialista, ya os advertimos que la enfermedad no tiene cura. Solo se puede mejorar la salud del animal con cuidados y alargar su calidad de vida todo lo posible.

Vehículo de transmisión

La enfermedad se transmite a través de un mosquito llamado flebótomo por lo que, si vivimos en una zona en la que hay mosquitos, hay posibilidad de que nuestro perro contraiga la enfermedad. Y aquí está el problema, ¿conocéis alguna zona libre de mosquitos?. Quizá en los polos, de ahí el problema.

leishmaniasis

Mosquito del género Phlebotomus .

Si el vehículo principal de contagios son los mosquitos, los momentos del año más problemáticos aparecen con la llegada del calor. Como comentábamos en uno de nuestros artículos, con la llegada de la primavera tenemos que tener un especial cuidado con nuestras mascotas, y este es uno de los principales motivos.

Sin embargo, hay zonas cálidas en las que encontramos mosquitos durante todo el año y se extiende el peligro y debemos de tener más cuidado.

No tiene cura

La leishmaniosis causa la muerte en un alto porcentaje de los perros afectados, pero el tratamiento y la vigilancia de nuestra mascota puede salvar su vida y alargarla. Unos correctos cuidados y un adecuado tratamiento puede conseguir que nuestro amigo dure muchos años. El que os escribe disfrutó muchos años de la compañía de un pequeño Yorky al que adoptamos ya enfermo de leishmaniasis. Se llamaba Pipo y se nos marchó por problemas respiratorios con 14 “añazos” de edad. Así que, como veis, en esta vida nada es imposible con cariño. 

Tipos de Leishmania

Existen varias especies dependiendo del género de Leishmania; Leishmania tropica, major e infantum, sin embargo, según las autoridades y expertos, en España solo existe la leishmania infantum.

Leishmania infantum es la única especie productora de la leishmaniosis canina y humana en España. Aunque es muy habitual en los perros y una gran parte de la población humana está expuesta a la transmisión, la leishmaniasis es relativamente rara en el hombre, aunque no imposible.

¿Qué hacer en caso de dudas?.

Si detectas los síntomas que hemos descrito hace un momento, lo primero que debes hacer es acudir rápidamente al veterinario. Éste le practicará un análisis de sangre y, en caso de que la enfermedad esté especialmente avanzada, podría tomar muestras de la médula ósea o de los tejidos de alguno de los gánglios linfáticos inflamados.

Afortunadamente, algunos perros resisten la picadura de los flebótomos y resulten infectados no presentan síntomas de la enfermedad si están correctamente alimentados y cuidados. Algunos perros demuestran esta resistencia probablemente derivada de su constitución genética.

En caso de que nuestro perro se vea afectado por la leishmaniasis necesitará atención veterinaria el resto de su vida ya que la leishmaniosis canina aunque sí puede tratarse, no tiene cura. El tratamiento únicamente suprime la sintomatología pero no elimina al parásito del organismo y probablemente no podrá impedir que tu mascota sufra periódicamente recaídas que harán que los síntomas vuelvan a aparecer y tengamos que retomar el tratamiento.

¿Qué pasa con la vacuna contra la leishmaniasis?

Pues que está resultando especialmente polémica debido a los efectos secundarios que provoca en algunos animales.

Estos efectos secundarios detectados son tan graves en algunos casos que incluso se han creado plataformas contra la dispensación de esta vacuna en las mascotas.

Los especialistas y veterinarios hablan de datos irrelevantes en los trastornos provocados por la vacuna de la leishmaniasis, pero los detractores de la vacuna aducen que los veterinarios no quieren renunciar a los ingresos que supone la administración de la vacuna. Ante esta “teoría de la conspiración” entorno a la vacuna de la leishmaniasis no podemos más que plantearos toda la información y que seáis vosotros mismos los que decidáis.

En próximos artículos prometemos profundizar más en esta polémica. Hasta ese momento, la prevención es la mejor arma contra los mosquitos portadores de la leishmania y para proteger a nuestros perros, lo mejor son los collares antiparásitos, las pipetas contra mosquitos y los champús repelentes de parásitos.

Aquí os dejamos un interesante artículo en el que responden a 50 preguntas frecuentes sobre la leishmaniasis.

¡Un saludo a tod@s, mascoter@s!.

Mundo Mascota | Productos para mascotas al mejor precio

Imágenes commons.wikimedia.org

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *